7/11/10

El sur también existe


Con su ritual de acero
sus grandes chimeneas
sus sabios clandestinos
su canto de sirenas
sus cielos de neón
sus ventanas navideñas
su culto a dios padre
y de las charreteras
con sus llaves del reino
el norte es el que ordena

pero aquí abajo abajo
el hambre disponible
recorre el fruto amargo
de lo que otros deciden
mientras que el tiempo pasa
y pasan los desfiles
y se hacen otras cosas
que el norte no prohíbe
con su esperanza dura
el sur también existe

con sus predicadores
sus gases que envenenan
su escuela de chicago
sus dueños de la tierra
con sus trapos de lujo
y su pobre osamenta
sus defensas gastadas
sus gastos de defensa
son su gesta invasora
el norte es el que ordena

pero aquí abajo abajo
cada uno en su escondite
hay hombres y mujeres
que saben a qué asirse
aprovechando el sol
y también los eclipses
apartando lo inútil
y usando lo que sirve
con su fe veterana
el sur también existe

con su corno francés
y su academia sueca
su salsa americana
y sus llaves inglesas
con todos sus misiles
y sus enciclopedias
su guerra de galaxias
y su saña opulenta
con todos sus laureles
el norte es el que ordena

pero aquí abajo abajo
cerca de las raíces
es donde la memoria
ningún recuerdo omite
y hay quienes se desmueren
y hay quienes se desviven
y así entre todos logran
lo que era un imposible
que todo el mundo sepa
que el sur también existe.

27/9/10

Lo que me queda por vivir

Ha sido el título, el que me llevó hoy, a la presentación del ultimo libro de Elvira Lindo. La esperanza de que todo comienza, cuando parece que acaba.
Y escuchándola, en buena compañía, me sorprende con una maternidad que creía ser la mía, la que vivo con mis hijos, en la que son ellos quienes me cuidan, en la que son ellos mis ángeles de la guarda.
Favorece mi recuerdo de tantos penosos días, en los que sólo sus risas, fueron capaces de sacarme de oscuros pozos de dolor y resentimiento.
Cada una de mis equivocaciones son vagas en comparación con la de no darles el cariño, que en ocasiones pudo parecer retirado por la distancia que marqué. Y al igual que el hijo de la protagonista, al sentir de los míos acude la sospecha de que no son el centro de mi mundo, porque no soy, como ella, una mamá al uso.
Estoy en ese tiempo en el que vivo del aire, de un aire que me llena sin ahogarme, vivo del aire de sus besos y del de sus reproches. De un aire cálido que me alienta cada día, para saber que éste es el camino, el camino de la crítica constructiva. El de poder decirle a su progenitora, que eso que hace les duele y que es ella la que debe modificar el comportamiento para que la relación sea sana. La libertad de hablarle a una madre desde el respeto es el gran valor, que no puedo más que admirar en ellos.
La autora habla de sí misma y se describe como una persona muy sociable pero muy poco gregaria, y de nuevo me reconozco, porque es este modo de vivir en sociedad el que mis hijos ven en mí y el que imitan de forma natural. Me enorgullece su capacidad para adaptarse a la vida que les ha tocado vivir y a la que en parte se han visto abocados por mí.

blog elvira lindo

21/9/10

Identidades Asesinas

Aquí os dejo una recopilación de las ideas que más me han llamado la atención de este libro de Amin Maalouf.


¿Sería acaso más sincero si amputara de mí una parte de lo que soy?
La identidad no está hecha de compartimentos. Tengo solamente una identidad, producto de todos los elementos que la han configurado mediante una "dosificación" singular que nunca es la misma en dos personas.
Se supone que en el fondo de cada persona hay sólo una pertenencia que importe, su "verdad profunda" de alguna manera, su "esencia", que está determinada para siempre desde el nacimiento y que no se va a modificar nunca; como si lo demás (...), su vida en suma no contará-, para nada.
En todos nosotros coinciden pertenencias múltiples que a veces se oponen entre sí y nos obligan a elegir con el consiguiente desgarro.
Las personas fronterizas son personas con unas pertenencias que hoy se enfrentan violentamente, atravesadas por una línea de fractura étnica, religiosa o de otro tipo. Tienen una misión: tejer lazos de unión (...), su vocación es ser enlaces (...). Y es justamente por eso por lo que su dilema está cargado de significado: si esas personas no pueden asumir por sí mismas sus múltiples pertenencias, si se las insta continuamente a que elijan (...) entonces es lícito que nos inquietemos por el funcionamiento del mundo.
Reducir toda la identidad a una es como se fabrica a los autores de las matanzas.

25/8/10

Quiero...



Quiero que me oigas sin juzgarme.
Quiero que opines sin aconsejarme.
Quiero que confíes en mí sin exigirme.
Quiero que me ayudes sin intentar decidir por mí.
Quiero que me cuides sin anularme.
Quiero que me mires sin proyectar tus cosas en mi.
Quiero que me abraces sin asfixiarme.
Quiero que me animes sin empujarme.
Quiero que me sostengas sin hacerte cargo de mi.
Quiero que me protejas sin mentiras.
Quiero que te acerques sin invadirme.
Quiero que conozcas las cosas mías que mas te disgusten, que las aceptes y que no pretendas cambiarlas.
Quiero que sepas que hoy, por lo menos hoy, puedes contar conmigo sin condiciones.

J.Bucay


Puedes encontrar el resto de la entrevista en el blog de mi amigo Víctor.

http://sentiraunamujer.blogspot.com/2010/08/felicidad-segun-jorge-bucay.html

20/8/10

Instinto maternal


A los educadores sociales nos hace falta el instinto maternal para formar personas, con un desarrollo lo más completo y armónico posible y además insertarlas en su entorno, en el contexto social y cultural en el que se desenvuelven sus vidas. No sólo en la edad infantil, como indicaba Durkheim, sino que es un proceso que durará toda la vida.
Las Transformaciones económicas y sociales de la Edad Moderna fueron planteando diversos proyectos de atención social y se crearon diferentes tipos de instituciones de acogimiento y reclusión, esto me recuerda al parque donde metía a mi hijo, aquella jaula enorme donde la impotencia de estar apartado del mundo le hacía llorar de tal modo, que al poco tiempo decidí prescindir de dicho artilugio, por no ser una fuente de tranquilidad sino más bien de sufrimiento. No obstante, lo más importante en esta etapa fue el inicio de un proceso de colectivización de la acción social, mediante el cual llegaron a desarrollarse medidas colectivas de asistencia.
Con la caída del Antiguo Régimen se instauró un modelo social, económico y político muy diferente al anterior, donde la Revolución Francesa fue el punto de inflexión que provocaría la aparición de regímenes políticos liberales y la Revolución Industrial vino acompañada del Capitalismo.
Los avances científicos en la producción agrícola permitieron la acumulación de capital, favoreciendo así el surgimiento de los bancos que invertían en aquella industria naciente. Estos avances en la ciencia también produjeron una mejora en las condiciones higiénicas y sanitarias lo que favoreció el crecimiento demográfico y el descenso de la mortalidad.
La educación se empezó a considerar un problema de Estado, aunque el reparto de bienes educativos era desigual, pues la sociedad de clases marcaba que los marginados estuvieran excluidos del mismo, y como consecuencia se emprendieron diferentes iniciativas  para dar acceso a la cultura a este colectivo, abriendo de este modo un nuevo ámbito a la Educación Social.
Y como no, cuando el reparto de la riqueza se hace de forma desigual surgen los conflictos sociales, siendo uno de los más significativos, el movimiento socialista y fue entonces, cuando el Estado tomo conciencia de su deber de intervenir en materia social asegurando nuevos derechos individuales y sociales. Era mamá Estado la que velaba por que la escolarización fuera obligatoria y protegía a la infancia, corregía a sus hijos desviados y a los "anormales" y se empezaron a preparar a los primeros profesionales.
Tras la II Guerra Mundial comienza la construcción del Estado del Bienestar y junto al Estado colaboran empresarios y trabajadores para la reconstrucción posbélica.
Se inicia un nuevo proceso de urbanización caracterizado por situar a los marginados en la periferia de las ciudades, lo cuál provocará un mayor sentimiento de desarraigo y para paliarlo surgen otros nuevos ámbitos de la Educación Social, como eran la Integración Educativa de la Población Marginada, la Prevención de la Drogodependencia y la Asistencia Socioeducativa, entre otros.
Las condiciones laborales también se mejoran, la reducción de la jornada laboral culminaría en el aumento del tiempo de ocio y surgiría así otro ámbito más, la Pedagogía del Ocio.
También se desarrollará la "Cultura de Masas" y de su mano aparece la Animación sociocultural.
La escuela tradicional no recibía el apoyo de todos, por lo que comenzó la expansión de la Educación No Formal como modo de fomentar la Educación Permanente.
Son los cambios de la sociedad los que crean nuevas necesidades y es la Educación Social como cualquier madre, la que cuida de  sus hijos pero, basta ya de tanta protección, basta ya de tiritas, por qué esperar a que se caigan para curar, por qué no adelantarnos a los problemas, por qué no ser una madre de hoy en día, una que enseñe a asumir las responsabilidades de sus actos, una que ayude a conocer el problema y sus consecuencias antes de que se haya producido. Pero, para eso necesitamos educar y además de llenar sus mentes con miles de conceptos, hemos de aprender a enseñar habilidades que les hagan ser sujetos activos de su propia transformación. 
Y como madres nos equivocaremos y aprenderemos con ellos pero es que esto, forma parte de nuestro nuevo rol y a cada nueva necesidad hemos de ser más creativas para entre todas, como madres y padres,  encontrar la respuesta y esto ha sido así, desde los orígenes de esta ciencia social y ahora además, es necesario poner en práctica el principio de prevención de la Declaración Europea de Bergen sobre Medio Ambiente y emprender acciones para cambiar el sistema sino queremos acabar contagiados.

18/8/10

De la Caridad a la Beneficencia Pública y… ¿ya está?


Tengo la responsabilidad de ser y lucho por llegar a ser yo misma. Me pregunto a diario quién soy y hoy he conseguido saber algo más de mí. Soy “una pobre”

Estudiando, descubro la definición de M. Mollat que considera al pobre como aquel que: “… de manera permanente o temporal, se encuentra en una situación de debilidad, dependencia, humillación…” y ha sido en el análisis de ésta cuando concluyo que soy “pobre”. Mi situación en este momento es de debilidad puesto que la precariedad y la falta de expectativas laborales forman parte de mi cotidianeidad, también vivo en una situación de dependencia donde una ayuda encubierta en forma de contrato laboral, no hace más que devolverme la humillación del que se sabe cautivo de su pobreza.
No sólo soy pobre, sino que además estoy al límite de la indigencia, pues me veo obligada a buscar un segundo empleo que posibilite la subsistencia de mi núcleo familiar, ya que con el que tengo, las necesidades esenciales sólo pueden ser satisfechas intermitentemente. Y lo que es aún peor, cuando me topo con entornos relacionales hostiles, de cuya modificación me siento incapaz, entonces me invade la miseria y he de huir, si no quiero ser arrastrada por ella.
De todos es conocido que el reparto de excedentes es desigual, lo fue en la Edad Media y  sigue siéndolo hoy en día. Entonces, era una mala cosecha la que podía desestabilizar la economía y ahora, es la especulación la que hace que sientas estar subida en una pompa de jabón. La estructura social de aquella época poco ha variado, los estamentos se llaman de otra manera, pero siempre habrá pobres y ricos y de entre todos los pobres, las que en mayor desventaja estamos, seguimos siendo las mujeres. La sacralización de la pobreza nada tiene que ver con nosotras, ya que por el hecho de ser mujeres no podríamos salvar a nadie, pues no somos representantes de Cristo; en todo caso de María Magdalena y expiar las culpas a través de ella no garantiza la salvación eterna. En cuanto a la limosna, hoy se podría traducir en pensión compensatoria, que da el rico como acto de misericordia, y al que la mayoría de las mujeres renunciamos, por el simple hecho de no sufrir una humillación más, de aquel que antes nos cobijaba para después abandonarnos, porque ha perdido todo interés.
Pero, no soy cualquier tipo de pobre, lo soy de solemnidad pues mi razón es de sexo, por eso soy “una”; lo soy vergonzante pues al divorciarme he perdido parte de mis bienes y he ganado deudas y por supuesto, soy pobre laboriosa porque, aún trabajando, no puedo asegurar mi subsistencia ni la de mis hijos. ¡Vaya, pues sí que soy una pobre!
No soy violenta, pero sí participo en manifestaciones y voy a la huelga cuando lo considero necesario, es decir, me hago escuchar y esto supone que soy un potencial peligro porque además, puedo trasmitir ideas que infecten a otras mujeres y hombres, y por tanto llegar a ser un ser dañino para el bien público y sobre todo porque me estoy convirtiendo en una presencia molesta, aunque me alegra saber que no soy la única, y que esta forma de ver el mundo se va convirtiendo en una epidemia.
En el siglo XVI, se habla de una nueva clasificación de pobres, verdaderos y falsos y aquí me decanto por ser una pobre falsa, ya que puedo trabajar y además quiero hacerlo, porque no me conformo con la pobreza, como J.L. Vives amonestaba en el primer libro de “De subventione pauperum” y no sólo lo considero un deber, sino un derecho, como se pondría de manifiesto, en 1948, en la Declaración Universal de los Derechos Humanos. No obstante, la intervención de los poderes públicos, que propone en su segundo libro, como solución al problema de la pobreza, la comparto, pero con reservas, ya que si bien es cierto que nosotras, las pobres, necesitamos un primer impulso, también requerimos libertad para llevarlo a cabo.
Después de dos siglos, esta idea se conformó en lo que se denominó Estado del Bienestar responsabilizando de este modo al Estado del mantenimiento de un nivel de vida, pero para conseguirlo considero que no sólo es una cuestión de ofrecer ayudas económicas por doquier y profesionalizar de este modo a las pobres en la caza y captura de las mismas, sino más bien poner a su disposición recursos para que sean ellas las responsables del mantenimiento de su nivel de vida, procurando, eso sí por parte del Estado, un trato igualitario recogido éste en leyes que obliguen a su cumplimiento.
La carga emocional de administrar mi precariedad me lleva a no poder estudiar este primer tema de Génesis de la Educación Social como un papagayo y para comprender la evolución de la pobreza recurro a la pedagogía activa haciéndome partícipe de mi propia formación. En la búsqueda de mi formación a través de la acción parto de los problemas de mi propia vida.

17/8/10

La vie en rose



Hold me close and hold me fast
the magic spell you cast
this is la vie en rose
when you kiss me heaven sighs
and tho i close my eyes
i see la vie en rose.
when you press me to your heart
i'm in a world apart
a world where roses bloom
and when you speak, angels sing from above
everyday words seem to turn into love songs
give your heart and soul to me
and life will always be la vie en rose.

27/7/10

Grillos


En esta noche de grillos,
he escuchado el amor que pasa.

Con fugadas risas acariciaba mi oído
y el cielo ha tronado aplaudiendo su sonido.

La brisa sosiega el ardor de mi cara,
mientras la luna me habla de su mirada.

19/7/10

Endimión


Contemplo el cuerpo rendido
y me deleito en su erótica desnudez.

Recorro la silueta
dibujada en el lecho.

Aprecio la obra de arte
que ante mí se exhibe.

Sublime exaltación
evocadora de un suspiro.

5/7/10

Sueños

Al estar en el sueño de otro me pregunto si me disfrutan, como a un personaje fantástico y placentero de El jardín de las delicias o si por el contrario me huyen, como a la Sorpresa selvática que acecha a su presa, de Rousseau.
Dudo si me siguen, o me persiguen, o si se rinden, como a La libertad de Delacroix. 
Siento curiosidad de los cuidados que me profesan, como Sorolla, Saliendo del baño, observando de reojo lo que no se atreven  a mirar de frente y si después, gritan, como Munch, deseperadamente, al comprobar que sólo la posibilidad existe al posar los párpados, sin dejar que triunfe la muerte.

28/6/10

El baño


Roció un cubo de agua y con un brusco gesto me indicó el lugar que debía ocupar. Empapó mi cuerpo con indiferencia y yo misma, con jabón rojo me envolví en sangre tibia.
Señaló el suelo y me tumbé sobre mi pecho. Empezó a lavarme puliendo mi espalda con intensidad, sin causar más dolor que la tortura del placer. Mi desnudez no la conmovió.
Retiró la tira que cubría mi trasero y sujetando con la otra mano mi glúteo, dibujaba órbitas recorriéndolo en toda su extensión.
Mis piernas derramadas en el marmol, por fin, disfrutaron de la quimera delirante que pacientes ansiaban.
Girándome sobre el costado, sus rodillas inmóviles observaban como mi pecho era zarandeado al ritmo de fuertes sacudidas.
Me volvió para que ahora fuesen mis nalgas las observadas. Dejó caer mi pierna más elevada al otro lado, como si estuviera abriendo la hoja de una  ventana para disfrutar del paisaje. Comenzó a frotar la ingle derecha con fruicción, serenándose un instante, descendía por el interior de la pierna para tomar aliento, antes de volver a la carga. La fina capa que cubría mi vulva no bastaba para protegerme del roce de la manopla, que como lija pulimentaba mi piel. Mi excitación crecía y mis labios ardían de deseo.
Me tumbé sobre mi espalda y mi torso se preparó para ser alisado. Se regodeó en mis pezones y cuanto más crecían más luchaba con ellos. Mis poros se abrían al goce.
Bajaba de nuevo al valle de la complacencia arrancando ahogados gemidos de mi boca.
Descorría la cortina a un lado y a otro y ante la inaccesibilidad, con suavidad separó mis muslos. Y pulió.
El lenguaje de nuestras almas era el silencio.
Siguiendo la trayectoria de mis expectantes piernas concluyó en mis pies y fue en ellos donde se deleitó. Entregada al juego, sopló.
Me sentó frente a ella. Alivió su ardor con un cazo de agua fría, sacándola así de su enajenación. Agradecida toqué su brazo y ella atrapó el mío. Con su pulgar lo recorrió con un inesperado dolor que provocó mi lamento, se sonrió y como si no se diera cuenta, acercó uno de mis dedos a su seno. Prosiguió haciéndome daño, mientras conducía mi yema. Aguanté su mirada y me giró, dejándome como única visión la desnuda pared y comprendí su existencia.
El agua precipitada sobre mi cuerpo me despertó del ensimismamiento.
Lavó mi cabeza con arcilla, después con champú y con sus dedos enredó mi pelo, imponiéndome así, el calvario del peine. Mis lamentos la complacían y una vez satisfecha, me recogió el cabello acariciando sutilmente mi cuello.
Me condujo a otra sala y aceitándose las manos, comenzó a masajearme de pie y frente a mí, desde las caderas al pecho, con veloces pasadas, que avivaron de nuevo mis pezones y con ellos mi piel. Sujetándome a sus hombros impedí que me lanzara al olvido.
Agarrándome de una mano me giró, dejándome atrapada en la cárcel de mis brazos y estiró con violencia hasta hacerme crujir. Desoyendo mis quejidos prosiguió amasando mi espalda y mis hombros, sujetó mi cabeza y la empujó hasta mis rodillas, donde atemorizada esperaba el momento de volver a mi posición natural.
Tras la redención, me sentí ligera, flotaba mi mente, desapareció todo el dolor y una profunda calma me invadió.
Sentada en un banco, alzó mi tobillo y con suaves friegas se deslizó por mi pierna consumando el placer en cada dedo de mi pie, repitiendo la operación con el otro miembro celoso.
Quedé extasiada, pensando que el baño había finalizado como las oraciones, en puntos suspensivos...

24/6/10

Castigo


Desgarrador castigo a sentimientos sinceros,
confirma el profundo abismo que nos separa.

Padecer el dolor de la ausencia es ínfimo,
ante la ceguera de la indiferencia.

Incapaz de contentarme con los recuerdos,
renuncio a este sufrimiento.

30/5/10

Un rato más


-Papá foca, no te rías. Pon la pelota en tu nariz. No te rías. Yo me río pero tú no.- Y, cuanto más lo escuchas más ríes. 
Empieza la historia con el primer acto de libertad: desobedeciendo una orden.
Cae como las lágrimas de mis ojos, cae en el silencio de la pérdida, cae en el abismo del olvido. Toca el suelo y se eleva.
Con la maestría de un malabarista la rescatas y empezamos como cada nuevo día. Reinventamos el placer de jugar a este juego, con la única norma de no poner normas. Con la certeza de que no hay desobediencia si no hay imposición. Jugar para reir, jugar para compartir.
Mantenemos el equilibrio sabiendo que con cualquier leve movimiento la paz cederá. Nos aferramos a nuestro propósito, sostenemos inmóviles lo que está hecho para rodar. A contracorriente coartamos su voluntad, sabiendo el desenlace de este acto, nos resistimos a cejar. Es el juego de volver a empezar, el que nos marca el ritmo y sólo cuando sonríes, sé que me acompañarás en esta diversión sin fin, un rato más.

22/3/10

Si me sintiera un poco mejor tendría que llamar al médico


Otro cambio se avecina y nadie lo detendrá, lloro desconsolada, no puedo dejar de llorar. 

Cada lágrima es una pérdida, cada pérdida una caída. Me niego a caer, no quiero perder, pero sé que debo dejar que suceda lo que ha de suceder.

Como una gran tormenta de nieve será, primero un copo después otro, con fuerza la ventisca arrastrará y por último el alud que todo lo cambiará.

Iba corriendo, siempre corriendo y ahora no puedo frenar en seco y aunque lo hiciera la tormenta seguiría su curso. Ya no soy yo la que marca las horas.

Ha llegado. La ventisca está aquí y no puedo hacer nada, mi impotencia crece, necesito detener el tiempo, pero es tarde. 

Cada copo es el que hace que todo suceda, es el viento el que nos desplaza. No es posible parar lo que está en movimiento.

Sólo queda dejarse arrastrar y el alud nos llevará y donde quiera depositarme allí volveré a crecer, porque mala hierba nunca muere y por más catástrofes que vengan, conmigo no podrán.

Me preparo para sufrir, me preparo para sufrir menos, sin embargo, ya sufro porque sé que pierdo, pierdo cada vez un poco más, aunque gane en soledad.

20/3/10

Silenciaré tu boca


Cuando lo desee 
silenciaré tu boca,
la yema del índice 
posaré en ella,
callarás.

Pasearé por tus labios,
como flor te abrirás
me adentraré,
te tentaré,
morderás.

Alzaré mis pies,
mi boca te buscará,
saciarás mi sed,
de ti beberé,
gemirás.

12/3/10

Chocolate

Olor a caramelo y a ralladura de limón.
Movimientos pausados, se abre un cajón, 
enciende una tenue luz y habla sola.
Amargor de puro chocolate me inunda,
suavizo el encuentro con caramelizado licor.
La brusquedad de uno, la delicadeza del otro
estimulan mi paladar en extraño gozo.
Dulzor intenso recorre mi garganta,
aspereza reposa en mi boca.
Humedezco mis labios, saboreo,
mi lengua se deleita recorriéndolos.
Muerdo el inferior y aprieto 
para no dejar escapar el deseo.

10/3/10

Primera Comunión

Nos hicieron los trajes de comunión a medida, pero cuando estuvieron sobre la cama no sabíamos a quién pertenecía cada uno. Eran idénticos, y a pesar de que yo estaba más rellenita, no había uno más grande que otro.
En la celebración a mi prima se le derramó un refresco sobre su inmaculado vestido, fuimos juntas al baño e intentamos limpiarlo.
Mientras le echaba agua ella dijo: -Ali, me acabo de dar cuenta de que éste es tu vestido.
En ese momento me sentí muy mal, yo era muy cuidadosa y el mío seguía impecable, no obstante ella pretendía cambiármelo.
No sé de dónde saque fuerzas para decirle: - No, estoy segura de que éste es el mío.

4/3/10

Katiuskas

Allí estaban, siempre esperando verme pasar detrás de aquel inmenso cristal.
Todos los días de camino al colegio tiraba de la mano de mi tía - mira, mira, ¡ahí están! Tienen el azul del cielo, brillan como las gotas de lluvia, no son demasiado altas y parecen tan suaves como un espejo.
Mi tía me contestaba - tú no puedes usar eso, tú debes llevar tus botas ortopédicas.
Y yo le suplicaba - si son para la lluvia y aquí llueve poco, cómpramelas tita, si me las voy a poner muy poco.
Tantas veces insistí, tan pesada llegué a ser, que por fin un día, mi tía cedió y de su propio dinero me las compró.
Al cabo de unos días, llamó mi padre, él raramente aparecía, una vez al año, quizás dos y yo sólo quería que se diera cuenta de lo bonita que estaba su hija con sus katiuskas azules.
Cuando él me vió no pudo más que mirarlas y sonrió, tras un largo silencio me dijo - ¿quién te ha comprado esas botas tan feas?
Aquella fue la última vez, y desde entonces, olvidadas duermen en alguna caja del desván.

3/3/10

Me tocó el vestido blanco

Pasábamos el verano juntas en el pueblo. Mi madre se quedaba siempre a cargo de los niños mientras que sus padres se iban de vacaciones a Ibiza.
El día que volvieron traían dos vestidos, uno para cada una, pero no decidieron cuál correspondía a cual, por lo que se hizo un sorteo.
Alguien dijo que el más bonito era el blanco y entonces yo deseé que fuera mío. Fue la primera vez que conseguía lo que deseaba.
Mi prima lloraba y a pesar de eso, yo no sentí pena por ella. La veía preciosa con su piel dorada y aquel maravilloso vestido amarillo, le favorecía muchísimo pero jamás se lo dije, enmudecí.
Sabía que a ella le gustaba mi vestido sin embargo no podía dejar de mirar lo bonita que estaba con el suyo.

24/2/10

M'ALICIAS

Alicia sueña tanto, que siempre se tiene que levantar a matar sueños con una pala mata-aventuras.
Esta noche, un sueño muy curioso la está picando más de la cuenta.
Y como no hay manera de matarlo, ni a golpe de martillo, no tiene más remedio que dejar que se meta en la cama.
Alicia y el sueño maravilloso se hacen mutua compañía pero no duermen.

Miguel Calatayud. Premio Nacional de Ilustración 2009

16/2/10

Rayuela

Toco tu boca, con un dedo toco el borde de tu boca, voy dibujándola como si saliera de mi mano, como si por primera vez tu boca se entreabriera, y me basta cerrar los ojos para deshacerlo todo y recomenzar, hago nacer cada vez la boca que deseo, la boca que mi mano elige y te dibuja en la cara, una boca elegida entre todas, con soberana libertad elegida por mí para dibujarla con mi mano por tu cara, y que por un azar que no busco comprender coincide exactamente con tu boca que sonríe por debajo de la que mi mano te dibuja. Me miras, de cerca me miras, cada vez más de cerca y entonces jugamos al cíclope, nos miramos cada vez más de cerca y nuestros ojos se agrandan, se acercan entre sí, se superponen y los cíclopes se miran, respirando confundidos, las bocas se encuentran y luchan tibiamente, mordiéndose con los labios, apoyando apenas la lengua en los dientes, jugando en sus recintos donde un aire pesado va y viene con un perfume viejo y un silencio. Entonces mis manos buscan hundirse en tu pelo, acariciar lentamente la profundidad de tu pelo mientras nos besamos como si tuviéramos la boca llena de flores o de peces, de movimientos vivos, de fragancia oscura. Y si nos mordemos el dolor es dulce, y si nos ahogamos en un breve y terrible absorber simultáneo del aliento, esa instantánea muerte es bella. Y hay una sola saliva y un solo sabor a fruta madura, y yo te siento temblar contra mi como una luna en el agua.

13/2/10

Los ojos se educan

Alberto García-Alix encuentra la belleza en aquellos que sin ser despreciables son despreciados. Muestra seres que han sobrepasado todos los convencionalismos. Ángeles que han atravesado el sufrimiento de ser excluídos para encontrar la felicidad de ser ellos mismos.
Desde el momento que hay una imagen tiene que haber unos ojos que miran.
Cada uno de nosotros es una ventana de un edificio que transmite su propia luz.
Lo ojos se educan. Soy consciente de cómo miro, a lo largo de los años he desarrollado una manera de mirar a través de la cámara. Mis fotos son frontales, me pongo frente al sujeto, trabajo planos cortos muy próximo a la gente.
Soy un personaje de mis fotos. Soy un hombre sacado de una foto.



Arco 2010

5/2/10

Cartas de amor

A veces te hundes, caes
en tu agujero de silencio,
en tu abismo de cólera orgullosa,
y apenas puedes
volver, aún con jirones
de lo que hallaste
en la profundidad de tu existencia.
Amor mío, qué encuentras
en tu pozo cerrado?
Algas, ciénagas, rocas?
Qué ves con ojos ciegos,
rencorosa y herida?
Mi vida, no hallarás
en el pozo en que caes
lo que yo guardo para ti en la altura:
un ramo de jazmines con rocío,
un beso más profundo que tu abismo.
No me temas, no caigas
en tu rencor de nuevo.
Sacude la palabra mía que vino a herirte
y déjala que vuele por la ventana abierta.
Ella volverá a herirme
sin que tú la dirijas
puesto que fue cargada con un instante duro
y ese instante será desarmado en mi pecho.
Sonríeme radiosa
si mi boca te hiere.
No soy un pastor dulce
como en los cuentos de hadas,
sino un buen leñador que comparte contigo
tierra, viento y espinas de los montes.
Ámame tú, sonríeme,
ayúdame a ser bueno.
No te hieras en mí, que será inútil,
no me hieras a mi porque te hieres.

3/2/10

Despierta al amor

Mi corazón dormía, con él mi amor. Mi corazón soñaba, soñaba con el amor. Soñando dormía, durmiendo soñaba. Mi amor dormía, con él mi corazón.
Cansada de besar sapos estaba cuando asomaste a mi vida. Solicitabas, esperabas, no cesabas.
Me regalaste ramos de palabras frescas cada mañana, me devolviste la risa y me dejé acunar por tu relato a la orilla del sueño.
Con mil besos de jazmín perfumaste mi cuerpo desatando suspiros de placer. Disfruté de ese soplo de aire fresco y me dejé mecer como las ramas de un árbol en otoño. Despertó mi corazón.
Di libertad a tus tesoros más preciados y llené tu cabeza de hermosos pájaros alados.
Jugamos a ser la mar y el cielo. La mar al cielo seduce. La mar llama, el cielo acude. La mar reclama, el cielo aclama. La mar escupe, el cielo azota. La mar arrastra, el cielo calma.
Jugamos a ser la luna y el sol. Tú, luna llena sobre la caleta, siempre callada, siempre quieta, derramaste tu reflejo sobre mí y mi ser se iluminó. Yo, la puesta de sol, el fuego, la pasión, siempre yéndome, siempre diciendo adiós.
Y jugando llegó la noche, con su dulce manto el último rayo cubrió, nadie lo apagó.
La mar y el cielo están juntos y no se tocan. La luna y el sol no pueden convivir más que un instante, un momento de esplendor y así fue como sucedió. Y tal como nació murió.
Mis lágrimas asoman, resbalan por mis mejillas, un nudo aprieta mi pecho, es mi corazón, necesita descansar.
Saboreo mis dulces recuerdos me deleito en su contemplación. No hay culpables, no hay castigo, no hay perdón pues no hay razón.
La felicidad pasó por mí, la felicidad que soñaba la sentí. Un sueño largamente acariciado descubrí. Si fuese fácil es que no habría sido maravilloso, no sería así.
La vida pone a nuestro alcance manjares exquisitos que vamos dejando escapar. Alcanzar no es poseer, es disfrutar y si lo has disfrutado, no se ha escapado.
Otros momentos vendrán pero iguales jamás.
De nuevo mi amor duerme, con él mi corazón. Mi corazón sueña, sueña con el amor. Soñando duerme, durmiendo sueña. Late corazón. Despierta al amor.

2/2/10

Si mis manos pudieran deshojar

Yo pronuncio tu nombre
en las noches oscuras,
cuando vienen los astros
a beber en la luna
y duermen los ramajes
de las frondas ocultas.
Y yo me siento hueco
de pasión y de música.
Loco reloj que canta
muertas horas antiguas.

Yo pronuncio tu nombre,
en esta noche oscura,
y tu nombre me suena
más lejano que nunca.
Más lejano que todas las estrellas
y más doliente que la mansa lluvia.

¿Te querré como entonces
alguna vez? ¿Qué culpa
tiene mi corazón?
Si la niebla se esfuma,
¿qué otra pasión me espera?
¿Será tranquila y pura?
¡¡Si mis dedos pudieran
deshojar a la luna!!

24/1/10

Hoy toca ser feliz



Cuando un sueño se te muera o entre en coma una ilusión, no lo entierres ni lo llores, resucítalo. Y jamás des por perdida la partida, cree en ti y aunque duelan, las heridas curarán.

Hoy el día ha venido a buscarte y la vida huele a besos de jazmín, la mañana está recién bañada, el Sol la ha traído a invitarte a vivir.

Y verás que tú puedes volar, y que todo lo consigues. Y verás que no existe el dolor, hoy te toca ser feliz.

Si las lágrimas te nublan la vista y el corazón, haz un trasvase de agua al miedo, escúpelo. Y si crees que en el olvido se anestesia un mal de amor, no hay peor remedio que la soledad.

Deja entrar en tu alma una brisa que avente las dudas y alivie tu mal. Que la pena se muera de risa, cuando un sueño muere es porque se ha hecho real.

Y verás que tú puedes volar y que todo lo consigues. Y verás que no existe el dolor, hoy te toca ser feliz.

Las estrellas en el cielo son solo migas de pan que nos dejan nuestros sueños para encontrar el camino, y no perdernos hacia la Tierra de Oz, donde habita la ilusión.

Y verás que tú puedes volar, y que tu cuerpo es el viento, porque hoy tú vas a sonreír, hoy te toca ser feliz.

19/1/10

Baobabs


"Es cuestión de disciplina, me decía más tarde el principito. Después de terminar la higiene matinal, hay que hacer con cuidado la limpieza del planeta. Hay que obligarse regularmente a arrancar los baobabs en cuanto se los distingue de los rosales, a los que se parecen mucho cuando son muy jóvenes. Es un trabajo muy fastidioso, pero muy fácil."
Y un día me aconsejó esforzarme en lograr un buen dibujo, para meter bien esto en la cabeza de los niños de mi tierra. "Si algún día viajan, me decía, esto les puede servir. A veces no hay problema en dejar el trabajo para después. Pero en caso de tratarse de baobabs, es siempre catastrófico. Conocí un planeta habitado por un perezoso. Había ignorado tres arbustos..."
Y con las indicaciones del principito, dibujé el planeta en cuestión. No me gusta adoptar un tono moralista. Pero el peligro de los baobabs es tan poco conocido, y los riesgos a correr por quien se pudiera perder en un asteroide tan considerables, que por una vez hago excepción a mi reserva. Digo: "Niños! Tengan cuidado con los baobabs !" Es para advertir a mis amigos sobre este peligro cercano, desconocido para ellos tanto como para mí, que trabajé tanto en este dibujo. La lección brindada bien valía la pena. Ustedes se preguntarán quizá: Por qué no hay en este libro otros dibujos tan grandiosos como el dibujo de los baobabs ? La respuesta es muy simple: lo intenté pero no lo pude lograr. Cuando dibujé los baobabs estuve animado por un sentimiento de urgencia.

Manuel Castells


Comunicación es compartir significado a través del intercambio de información, y poder es la capacidad de algunas personas, organizaciones o instituciones de hacer que otros actúen de forma que favorezca los intereses y los valores de los que tienen el poder.  
El poder se ejerce a través de la comunicación. El poder, fundamentalmente, tiene dos formas que se suelen combinar. Una, la coacción, el obligar legal o ilegalmente por la posibilidad de ejercer violencia o intimidación. La otra es influir las mentes, influir en lo que pensamos porque determina lo que hacemos. Esto es, el poder está en las mentes. En nuestras sociedades es esta segunda forma de poder la que es decisiva. Pero lo interesante de las sociedades es que los procesos son abiertos; también se pueden activar otros mecanismos: el espíritu crítico, la esperanza, la solidaridad, etcétera. La capacidad de intervenir en las mentes de las personas es extraordinaria en el mundo de la comunicación digital, multimodal y omnipresente.La neurociencia ha demostrado que trabajamos a partir de emociones y sentimientos. 
Internet es una plataforma de comunicación libre y muy difícil de controlar. Nos obliga a descubrir quiénes somos realmente porque lo que hacemos en internet es lo que realmente la sociedad es. Es nuestro espejo en la historia. Tiene un efecto profiláctico porque nos impide mentirnos a nosotros mismos como sociedad, y por eso mucha gente tiene miedo a internet, porque se tiene miedo a sí misma.
La globalización ha debilitado en la práctica el poder de los estados nacionales y esto no se soluciona controlando internet. Primero, porque no se puede controlar, y segundo, porque sería perder el instrumento básico sobre el que funcionan la sociedad de la información y la economía del conocimiento.
Internet puede ser una excelente herramienta de participación ciudadana activa, basada en la información. Que constantemente se informe a los ciudadanos, que los ciudadanos tengan acceso a información a la que legalmente tienen derecho. La capacidad que tenemos para crear una democracia informada interactiva no la estamos aprovechando porque la clase política todavía no se ha convencido de que se ha acabado el sistema en el que estaban y de que si ellos mismos no lo reforman y lo reorganizan, se lo reformaran o se lo destruirán sin reforma.
Con la crisis los jóvenes están volviendo a casa y a la universidad. Mayor educación y mayores lazos familiares como respuesta personal e individual a la crisis: el catastrofismo atemperado por el sentido común de la gente.
Hoy tenemos miedo y nos falta confianza. En estas condiciones, internet aumenta las tendencias destructivas. Pero si hay un intento de reforma, se le puede dar la vuelta a la situación. Un líder que ha creado un movimiento que va más allá de sus propios intereses y de lo que él mismo pueda ser. Eso es un líder. La democratización y la transparencia pasa por que tú ayudes a que la gente se organice, se aglutine, se movilice y , si no estás de acuerdo con ellos, pues discutimos, debatimos y criticamos.
El Estado red es el Estado de la globalización. El Estado nación no controla muchas de las cosas que le pide la gente. 
No es evidente que como sociedad podamos prescindir de la naturaleza y podamos prescindir de Dios. la naturaleza dice que como planeta puede estar perfectamente sin el ser humano, pero este, como siga así, desaparecerá como especie. Es la venganza de la naturaleza. 
La economía, como todas las actividades, necesita reglas que implícitamente llevan a un código ético. Si destruyes las bases trascendentales de esos códigos éticos, entonces desorganizas las instituciones de la sociedad y por tanto la pones en riesgo. Por tanto, desaparecemos como especie y desaparecemos como sociedad por habernos creído que no necesitábamos ni la naturaleza ni alguna forma de trascendencia.

18/1/10

Haití



Como es que negros, pobres y mulatos
y casi blancos casi negros de tan pobres son tratados
y no importa si los ojos del mundo entero
pueden estar por un momento volteados a la calle
donde los esclavos son castigados
...
Plan de educación que parecía fácil
que parecía fácil y rápido
y representará una amenaza 
a la democratización de la educación básica
...
pero los presos son casi todos negros
o casi todos negros, 
casi blancos casi negros de tan pobres
y los pobres son como rotos 
y todos saben como se trata a los negros
y cuando Ud. vaya de vacaciones al caribe
y cuando tenga sexo sin condón
y participe inteligentemente en el bloqueo a Cuba
Piense en Haití, Rece por Haití


Haití está aquí
Haití no está aquí

12/1/10

Sebastião Salgado


Es mucho más que mi esposa, es mi compañera de vida, somos socios en todo. Yo no soy un hombre con una gran mujer detrás, yo la tengo delante.
Descubrí la imagen. Mi mujer, que había estudiado Arquitectura, se compró una cámara para fotografiar arquitectura. Y yo descubrí la fotografía por ella. Me encantó. La fotografía invadió mi vida. En aquella época, tenía un pequeño laboratorio en el cuarto de baño, donde hacía mis copias, como mucha gente… Hasta que llegó un momento en que adquirió tanta fuerza que tomé la decisión de abandonarlo todo. En 1973, dejé la OIC y nos trasladamos a París. Aquí empecé mi vida como fotógrafo.
Yo no fotografío en color, no me interesa. Empecé a fotografiar en blanco y negro y me acostumbré. Para mí, es mi vida. Naturalmente, el blanco y negro es una abstracción, pero también una forma de concentración. Y tiene algo que el color no tiene: con el blanco y negro siempre he tenido secuencias de mis fotos, con el color la idea de secuencia se pierde.
Busco mostrar el momento histórico que estoy viviendo. Mis fotografías son mi vida, son las cosas que me interesan. Mucha gente ha dicho que yo soy un fotógrafo militante… No es verdad, no soy un fotógrafo militante. Es mi vida la que es así.
La imagen tiene un poder colosal. Es un lenguaje universal que no precisa traducción. No hay texto escrito que tenga ese poder. Pero no creo que una imagen aislada, fuera de un contexto, pueda cambiar nada.
La imagen no es objetiva, es profundamente subjetiva. Yo voy a fotografiar con mi ideología, con mis motivaciones, con mi historia, con mis pasiones…
Tengo la convicción de que es posible reconstruirse a partir de la educación, de la información. La gente necesita información, y cuando la tiene, la toma en consideración y es posible hacer cosas. No hay gente reaccionaria y gente de buena conciencia, hay gente más informada y gente menos informada.

10/1/10

Un niño polaco que no sabía francés


En una entrevista que le hizo Bernard Pivot al Nobel de Física Georges Charpak, éste explicaba que había llegado de Polonia con su familia a los once años. El maestro le recibió en clase diciendo que era un niño polaco que no sabía francés, "así que le pongo al lado del primero de la clase, para que entre todos le enseñemos a hablar francés". Acabó siendo Nobel. 
Hoy esto parece imposible, porque ahora son muchos de origen diferente. 
Entre una emigración de origen musulmán y la emigración tradicionalmente occidental, europea, de formación cristiano-católica, hay una diferencia de cultura.
Europa no es una unión altruista 

9/1/10

Masajes relajantes



Luna llena




Anoche la luna llena se asomó por mi ventana
y me regaló en un gesto su blanca vida plateada.
Y en este lánguido encuentro, siendo ya la madrugada,
mi cuerpo se transparenta de pura energía blanca.
 

Y mi nombre en un latido, galopa sobre el corcel,
que suelto, como sus crines, al viento de pura plata,
dibuja en arabescos el sueño que soñaste pudo
cuando tu amor generoso en sus redes me enncontró.
 

Y en un telar de abanico se va gestando la magia.
Acunada por el viento, suave y de pura plata
el sueño que va creciendo...su despertar agiganta.
Van bordando nuestros dedos de magos recién nacidos
el telar mejor mentado, el telar más codiciado,
aquel que en las noches claras, acuna nuestros anhelos.
 

Tengo un poema prendido en el borde de mi alma
en las chispas de energía que de a ratos se me escapan
me embriaga cuando te encuentro soñando en mi sueño blanco.
Aventura de crear las mieles de un gran amor,
en un sencillo ¡¡¡ te quiero !!!.
 

Suelta, amado de mi alma, suelta tus ilusiones,
eleva tus esperanzas, transporta todos tus dones,
mira que la luna blanca, te tiende sus redes plata,
sube, ven a mi encuentro que juntos en la madrugada
podremos bordar los sueños, y cantar las alabanzas.
 

Tengo un poema en el alma que de a ratos se me escapa
con la luna en mi ventana y yo con ella soñando
acunada en sus telares de pura plata bordados. 


Luna llena 

8/1/10

El dulce sabor de una mujer exquisita


Una mujer exquisita no es aquella que más hombres tiene a sus pies, si no aquella que tiene uno solo que la hace realmente feliz.
Una mujer hermosa no es la más joven, ni la más flaca, ni la que tiene el cutis más terso o el cabello más llamativo, es aquella que con tan sólo una franca y abierta sonrisa y un buen consejo puede alegrarte la vida.
Una mujer valiosa no es aquella que tiene más títulos, ni más cargos académicos, es aquella que sacrifica su sueño temporalmente por hacer felices a los demás.
Una mujer exquisita no es la más ardiente (aunque si me preguntan a mí, todas las mujeres son muy ardientes... Los que estamos fuera de foco somos los hombres ) sino la que vibra al hacer el amor solamente con el hombre que ama.
Una mujer interesante no es aquella que se siente halagada al ser admirada por su belleza y elegancia, es aquella mujer firme de carácter que puede decir NO.

Y un HOMBRE...... ..UN HOMBRE EXQUISITO es aquel que valora a una mujer así......
Que se siente orgulloso de tenerla como compañera....
Que sabe tocarla como un músico virtuosísimo toca su amado instrumento...
Que lucha a su lado compartiendo todos sus roles, desde lavar platos y atender tripones, hasta devolverle los masajes y cuidados que ella le prodigó antes...
La verdad, compañeros hombres, es que las mujeres en eso de ser 'Muy machas' nos llevan gran recorrido...
¡Qué tontos hemos sido -y somos- cuando valoramos el regalo solamente por la vistosidad de su empaque...
¡Tonto y mil veces tonto el hombre que come mierda en la calle, teniendo un exquisitímo manjar en casa!